Colombia Fútbol

El portal deportivo en donde encontrarás todas las noticias del deporte que nos apasiona, aquí está tu equipo favorito, Liga Aguila, Copa Aguila, Torneo Aguila, Superliga, Fútbol Internacional.

Caímos en la realidad, el objetivo del Cúcuta es no descender, más no ser campeón.

El Cúcuta Deportivo cayó este domingo ante Deportes Tolima en el General Santander y aunque matemáticamente no está eliminado, el panorama no es muy alentador, ya que debe vencer al América de Cali y hacer lo mismo ante Junior en la última fecha.

Seamos realistas, el Cúcuta acaba de ascender de la B, donde estuvo tres años y donde gracias a una excelente campaña de Lucas Pusineri logró un ascenso siendo campeón muy por encima de Unión Magdalena que fue el otro ascendido.

El torneo colombiano a pesar del bajo nivel que ha mostrado en los torneos internacionales, es muy difícil, y más para equipos con nóminas demasiado limitadas. El Cúcuta ilusionó a su hinchada con un gran arranque, un empuje con victorias ante Rionegro, que hoy es último en la tabla de posiciones, derrotó a un Independiente Santa Fe que ha hecho una de las peores campañas en su historia y venció a Once Caldas de Manizales que estaba en baja forma en esa época del torneo. Ganó el primer clásico ante Atlético Bucaramanga 3-2 con gol en el último minuto, sin embargo, este mismo rival en la ciudad de los parques, le daría un golpe fatal al cuadro ‘motilon’ que desde ese momento no volvió a ganar dos juegos seguidos.

El Cúcuta hoy duerme tres puntos por encima de Alianza Petrolera en la zona del descenso, esa es la verdadera tabla que debe mirar la gente en la frontera. Cúcuta inició en el descenso y hoy está fuera, pero ante América de Cali y Junior de Barranquilla deberá sumar lo más posible para arrancar el segundo semestre con mejor ventaja ante el penúltimo de dicha tabla.

Se debe mejorar mucho, y querer clasificar no es un pecado, pero esa ilusión del liderato ha sido quizá el golpe más duro para la hinchada que pensó poder reeditar la campaña del 2006, donde el equipo viniendo de la B fue campeón.

El equipo ha pasado por miles de chismes en la interna o inclusive una nota de un medio hablando que se la pasan de rumba y haciendo ruido, hasta hora nada confirmado, pero con una sola realidad: la gente debe arropar a este equipo para alejarse del descenso porque esa va a ser la consigna de por lo menos siete equipos que están peligrando para el segundo semestre, ya si la vida da el chance de ingresar a los ocho y ser campeón, será bienvenido; mientras tanto en el 2019 el objetivo real es NO DESCENDER.

Deja una respuesta

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!